Reparaciones hogareñas imperdibles para cualquier manitas

Reparaciones hogareñas imperdibles para cualquier manitas
Índice
  1. Descubre las 10 reparaciones más frecuentes en el hogar que debes saber hacer
  2. Cambiar una bombilla o foco
  3. Reparar un grifo que gotea
  4. Reparar un enchufe eléctrico
  5. Reparar una puerta que no cierra bien
  6. Reparar una ventana que no cierra bien
  7. Reparar una persiana que no sube o baja
  8. Reparar una grieta en la pared
  9. Reparar un agujero en la pared
  10. Reparar una fuga en el inodoro
  11. Reparar una fuga en el lavabo

Si eres un manitas de corazón, sabes que uno de los placeres de la vida es poder reparar y arreglar cosas en casa con tus propias manos. Ya sea que te guste el bricolaje, el DIY o la jardinería, siempre hay algo por hacer en casa y siempre hay algo por reparar. En este artículo, vamos a presentarte algunas reparaciones hogareñas imperdibles que todo manitas debe conocer. Desde arreglar una persiana hasta reparar una grieta en la pared, aquí encontrarás todo lo que necesitas saber para mantener tu hogar en perfecto estado y hacerlo por ti mismo. ¿Estás listo para poner tus habilidades a prueba? ¡Vamos a empezar!

Descubre las 10 reparaciones más frecuentes en el hogar que debes saber hacer

Mantener una casa en buen estado no es tarea fácil, pero con un poco de conocimiento y habilidad, muchas reparaciones se pueden hacer en casa sin tener que gastar dinero en un profesional. En este artículo, te presentamos las 10 reparaciones más frecuentes en el hogar que debes saber hacer si te consideras un manitas.

Cambiar una bombilla o foco

Aunque parezca obvio, cambiar una bombilla o foco es una de las reparaciones más comunes en el hogar. Si bien no es una tarea difícil, hay ciertas precauciones que debes tomar para evitar accidentes. Primero, asegúrate de que la luz esté apagada antes de cambiar la bombilla. Luego, retira la bombilla vieja girándola en sentido contrario a las agujas del reloj y coloca la nueva en su lugar girándola en sentido contrario. ¡Listo! Ya tienes luz de nuevo en esa habitación.

Reparar un grifo que gotea

Un grifo que gotea es molesto y puede ser una pérdida de agua. Afortunadamente, repararlo es una tarea sencilla que cualquier manitas puede hacer en casa. Primero, cierra la llave de paso de agua que suministra el grifo. Luego, desmonta el grifo utilizando una llave inglesa o una llave ajustable. Busca la junta de goma que se encuentra en el interior del grifo y cámbiala por una nueva. Vuelve a montar el grifo y enciende la llave de paso. ¡El goteo ha desaparecido!

  Domina el arte de la instalación de jambas de puerta en tu hogar

Reparar un enchufe eléctrico

Si tienes un enchufe eléctrico que no funciona, no te preocupes, puedes repararlo tú mismo. Primero, asegúrate de que la corriente eléctrica esté desconectada. Luego, desmonta la cubierta del enchufe utilizando un destornillador. Busca los cables que se conectan al enchufe y asegúrate de que estén bien sujetos. Si alguno de los cables está suelto, vuelve a sujetarlo y vuelve a montar la cubierta. ¡Enchufa tu dispositivo y listo!

Reparar una puerta que no cierra bien

Si tienes una puerta que no cierra bien, es posible que necesites ajustar las bisagras. Primero, asegúrate de que la puerta esté bien nivelada. Si no lo está, utiliza cuñas para ajustar su posición. Luego, desmonta las bisagras y coloca arandelas o golpes de puerta para ajustar su posición. Vuelve a montar las bisagras y prueba la puerta. Si aún no cierra bien, es posible que necesites lijar el borde de la puerta para que encaje correctamente.

Reparar una ventana que no cierra bien

¡Otra reparación común en el hogar es arreglar una ventana que no cierra bien! Si tu ventana no cierra correctamente, puede deberse a las juntas o a los cierres. Primero, revisa las juntas de la ventana y cámbialas si están desgastadas o rotas. Luego, revisa los cierres y asegúrate de que estén bien sujetos. Si necesitas reemplazar los cierres, puedes encontrarlos fácilmente en una tienda de bricolaje.

Reparar una persiana que no sube o baja

Si tienes una persiana que no sube o baja correctamente, es posible que necesites repararla. Primero, retira la caja de la persiana utilizando un destornillador. Busca el mecanismo de la persiana y asegúrate de que esté bien lubricado. Si no lo está, aplica aceite lubricante en las piezas móviles. Si el mecanismo está bien lubricado pero aún no funciona, es posible que necesites cambiar alguna pieza del mecanismo.

Reparar una grieta en la pared

Si tienes una grieta en la pared, no te preocupes, ¡puedes repararla tú mismo! Primero, utiliza una espátula para quitar el yeso suelto alrededor de la grieta. Luego, aplica una capa de masilla para paredes utilizando una espátula. Espera a que la masilla se seque por completo y lija la pared para que quede suave. Repite este proceso hasta que la grieta esté completamente cubierta. ¡Puedes pintar la pared para que quede como nueva!

  7 métodos efectivos para eliminar la humedad por condensación

Reparar un agujero en la pared

Si tienes un agujero en la pared, es posible que necesites repararlo. Para agujeros pequeños, utiliza masilla para paredes para llenarlo. Para agujeros más grandes, necesitarás un parche de yeso. Primero, corta un trozo de yeso del mismo tamaño que el agujero. Luego, aplica una capa de masilla alrededor del agujero y coloca el parche de yeso en su lugar. Espera a que la masilla se seque y lija la pared para que quede suave. ¡Puedes pintar la pared para que quede como nueva!

Reparar una fuga en el inodoro

Si tienes una fuga en el inodoro, es posible que necesites repararlo. Primero, cierra la llave de paso de agua que suministra el inodoro. Luego, retira la tapa del tanque y busca la causa de la fuga. Si es el flotador, ajusta su posición. Si es la válvula de llenado, cámbiala por una nueva. Si es la junta entre el tanque y la taza, cámbiala por una nueva. Vuelve a montar la tapa del tanque y enciende la llave de paso. ¡La fuga ha desaparecido!

Reparar una fuga en el lavabo

Si tienes una fuga en el lavabo, es posible que necesites repararlo. Primero, cierra la llave de paso de agua que suministra el lavabo. Luego, desmonta el grifo utilizando una llave inglesa o una llave ajustable. Busca la causa de la fuga y cámbiala por una nueva. Si es el sello, cámbialo por uno nuevo. Si es la junta, cámbiala por una nueva. Vuelve a montar el grifo y enciende la llave de paso. ¡La fuga ha desaparecido!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Reparaciones hogareñas imperdibles para cualquier manitas puedes visitar la categoría Hogar.

También te podría interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Javier Galindo Hernández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Banahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad